top of page
Buscar

Contexto geopolítico de los combustibles fósiles

Un artículo para comprender la situación entre Rusia y Ucrania en términos de sustentabilidad.


Aunque a estas alturas del juego ya se ha repetido y debe de estar más que entendido, quisiese comenzar con dos premisas:

– No se pueden consumir recursos de forma ilimitada en un planeta limitado.

– Los combustibles fósiles son recursos no renovables, y su quema rompe el ciclo del carbono natural, dando lugar al fenómeno que conocemos como calentamiento global.

Ahora, un breve contexto geopolítico de lo que ocurre actualmente con los combustibles fósiles, y posteriormente, una reflexión sobre el actuar colectivo y la conciencia que debemos tomar ante el tema.

Es importante comprender, primeramente, lo siguiente:

¾ partes de los combustibles fósiles convencionales actuales se encuentran situados en el territorio euroasiático. Y son estos los que abastecen la gran mayoría de la energía eléctrica y térmica a nivel mundial. Por lo tanto, son también un recurso valioso y motivo de disputa a lo largo de la historia contemporánea. Pues podemos mencionar principalmente a las potencias mundiales que buscan tener control y poder de decisión sobre estos: Rusia y Estados Unidos. Aunque no supuesto, no podemos dejar de lado a países sumamente importantes como India, Irán, Arabia Saudí, Turquía, países de la península arábiga y Ucrania, que, o tienen grandes yacimientos de combustibles en sus territorios, su geografía los convierte en un territorio esencial para el traslado de estos, o tienen fuerzas militares y un desarrollo económico que los obligan a ver por sus intereses de abastecimiento.

Es por eso, que en las últimas décadas la porción de Eurasia con las mayores reservas de gas ha sido una zona de gran disputa, guerra y conflictos sociales, alimentados o apoyados por las dos grandes potencias antes mencionadas.

Lo que nos lleva por supuesto a preguntarnos, ¿por qué es que los estados no han buscado la autosuficiencia energética apoyándose de las energías renovables?

Podría explicarlo con mis propias palabras, pero un gran maestro lo ha hecho mejor que yo, y apoyaremos este argumento con una cita de uno de sus más resientes artículos. «No sabemos cómo producir electricidad de fuentes renovables a escala industrial sin recurrir a las máquinas movidas por energías fósiles. Las redes eléctricas abastecidas por energía de fuentes renovables son intermitentes y no funcionan sin el respaldo de la electricidad producida de forma estable por fuentes fósiles. La idea de que estamos abandonando los combustibles fósiles y transitando a un mundo de energías renovables es una ilusión. La energía es la economía: no hay producción de bienes o prestación de servicios que no implique consumo de energía fósil.» (Arellanes, Juan 2020)

Y ante esto, se abonan dos grandes problemáticas: los combustibles fósiles han dejado de ser baratos y ahora también son escasos. Hemos alcanzado los límites de la producción de energía neta (o mejor conocido como Peak Oil) y de la biocapacidad del planeta. Actualmente la guerra de Rusia con Ucrania ha puesto al mundo en una situación decisiva. Toda Europa necesita del gas de Rusia para sobrevivir. Ahora que, por las sanciones, han disminuido las importaciones desde Rusia, Europa está importando gas desde EEUU. Y a pesar de ser considerados países “desarrollados”, su supervivencia cuelga directamente del abastecimiento de combustibles fósiles. Todo suena catastrófico y parece ser que no hay una solución a corto plazo. Y es verdad, estamos en un escenario muy pesimista y no existe una solución inmediata. Ahora seguramente te preguntarás, ¿Y qué hay que hacer? Como primera instancia, todos acudimos al discurso de impulsar el desarrollo de las energías renovables. Sin embargo, para que sea real y efectivo es de suma importancia estudios que determinen cuál es la más abundante y eficiente en cada territorio, todo esto mientras los combustibles fósiles aún se encuentren disponibles y a un precio razonable. Recordemos que las energías renovables requieren de muy especializadas tecnologías creadas con materiales escasos y finitos como silicio, galio, litio, entre otros. Y que para obtener estos materiales también se requiere de combustibles fósiles. Pero, por otro lado, la forma en la que consumimos energía es completamente insostenible, y no será saciada por energías renovables. Aún más importante y urgente, debemos de repensar y DISMINUIR nuestro uso de energía, cambiar los modelos de producción, de agricultura, las industrias, el transporte. Todo lo debemos de hacer más eficiente y aprovechar por el momento, la capacidad de regeneración de la tierra, que lleva consigo la necesidad de cuidar y preservar bosques y mares que proveen de aire limpio a nuestro planeta. Escrito por: Michelle Servín, Consultora en Responsabilidad Social y Sustentabilidad

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page